domingo, 21 de abril de 2013

El Test de Campbell


Tanto criadores, como aquellos que acuden a un criadero a escoger su cachorro, pueden tener diversas formas de valorar cual es el más adecuado para cada entorno. No obstante, si hay una prueba que tiende a dar buenos resultados (pese a ser recomendable combinarla con otras) es el Test de Campbell.
A continuación os explicamos en que consiste.


Las condiciones previas:
Hay que tener en cuenta que los resultados pueden variar según las condiciones.
Para que esta prueba sea fiable se deben cumplir una ciertas condiciones:
·         El cachorro tiene que tener como mínimo 7 semanas y no más de 10.
·         La persona que realice el test tiene que ser un desconocido para el cachorro.
·         Esta persona tiene que mostrar una actitud impasible ante el cachorro. Haga este lo que haga ni debe premiarlo con caricias o halagos, ni debe reprenderle o animarle.
·         Las pruebas deben realizarse en un lugar aislado sin influencias externas como objetos, ruidos u otras personas.

Nuestro proceder y una recomendación o idea para los que quieran realizar el test, seria meter al cachorro en cuestión en una sala aislada donde no haya ningun estimulo externo ni pueda escuchar a sus hermanos ni a su madre, y con un portatil con webcam o una videocamara (u otros elementos de videovigilancia), controlar desde el exterior lo que está sucediendo en la sala y poder ir viendo a tiempo real las reacciones de tu cachorro y/o analizarlas en un futuro de forma más exahustiva.

1º TEST: Test de atracción social
Es la prueba de atracción al hombre. Nos indica cuan atraído se siente el cachorro por los humanos.
Dejar al cachorro en el suelo en el lugar donde vamos a realizar las pruebas y, en silencio, alejarse unos pasos en sentido opuesto al lugar de entrada. Arrodillarse y dar palmadas suaves para llamar su atención.
Respuesta:
1.        Viene enseguida, con la cola levantada, dando saltitos y mordisquea nuestras manos.
2.        Viene sin dificultad, con la cola alta, nos rasca las manos con sus patas o pone sus patitas sobre nuestras manos.
3.        Viene sin dificultad y mueve la cola suavemente.
4.        Viene un poco dudoso y con la cola baja.
5.        No viene.


2º TEST: Aptitud al seguimiento
Nos indica el grado de independencia del cachorro.
Situamos al cachorro a nuestros pies y comenzamos a caminar asegurándose de que el cachorro se dé cuenta.
Respuesta:
1.        Nos sigue de inmediato, con la cola en alto tratando de mordisquearnos los pies.
2.        Actúa igual pero no mordisquea los pies.
3.        Sigue fácilmente pero con la cola baja.
4.        Sigue titubeando, con la cola baja.
5.        No sigue o se aleja hacia otro lugar.

3º TEST: Prueba de obligación o aceptación de la contención
Nos indica si se trata de un perro dominante o sumiso.
Tumbar al cachorro en el suelo, boca arriba colocando una mano sobre su pecho y mantenerlo así unos 30 segundos.
Respuesta:
1.        El cachorro lucha con fuerza, se debate y mordisquea.
2.        El cachorro lucha vigorosamente pero no muerde.
3.        El cachorro forcejea y luego se calma.
4.        El cachorro no opone ninguna resistencia y lame las manos.

4º TEST: Prueba de la dominación social
Esta prueba es para determinar el grado de sumisión del cachorro. Un perro sumiso se dejara manipular sin problemas mientras que otro dominante intentará apartarse.
Se puede realizar de 2 maneras:
·         Arrodillado al lado del cachorro lo acariciamos, ejerciendo cierta presión sobre la cabeza y la espalda.
·         Arrodillado al lado del cachorro le damos golpecitos suavemente con los dedos desde la parte superior del cráneo bajando lentamente a lo largo de la columna vertebral y luego lo acariciamos a contrapelo (30 segundos).
Respuesta:
1.        El cachorro se voltea, gruñe y mordisquea a la vez que araña.
2.        El cachorro se inquieta y se voltea para arañar.
3.        El cachorro se inquieta pero se gira calmado y lame las manos.
4.        El cachorro se da la vuelta boca arriba y lame las manos.
5.        El cachorro se aleja y no vuelve.

5º TEST: Prueba de la pérdida de control de la posición
También llamada prueba de la dignidad ya que el cachorro a merced de la voluntad ajena indicara con su respuesta el grado de orgullo y su actitud frente a una obligación.
Colocar las manos entrecruzadas bajo el tórax del cachorro y levantarlo de manera tal que sus patas no toquen el suelo. Mantenerlo en alto durante 30 segundos.
Respuesta:
1.        El cachorro se debate enérgicamente, gruñe y muerde.
2.        El cachorro se debate mucho.
3.        El cachorro se debate, se calma y lame las manos.
4.        El cachorro no opone ninguna resistencia y nos lame las manos.

Análisis del resultado del Test de Campbell
Dominante agresivo: (dos "1" con algún "2"): Cachorro dominante y agresivo. Habrá que tratarlo con cuidado, no pegarle nunca, pues aumentaría su agresividad. No conviene hacerlo rabiar, por lo que no es aconsejable su trato con niños. Este cachorro llevado de una forma suave, pero firme, se convertirá en un adulto capaz de reacciones defensivas en caso de peligro.

Dominante: (tres o más "2"): Perro dominante. Si se le consienten los caprichos, se volvería insoportable. Debe ser educado con suavidad, pero con firmeza. No se aconseja su convivencia con niños.

Equilibrado: (tres o más "3"): Un perro relativamente equilibrado, capaz de integrarse sin problemas a cualquier hogar. Ni demasiado agresivo ni demasiado sumiso. Puede convivir tranquilamente con los niños.

Sumiso: (dos o más "4" con una o varios "3"): Perro muy sumiso, muy sensible a las reprimendas, necesita mucho cariño. Si se le castiga demasiado, podrá hacerse pipí por sumisión. Conviene darle confianza a sí mismo. Podría morder por temor si se siente acorralado e incapaz de huir. Sensible y cariñoso. Puede convivir con niños.

Independiente: (dos o más "5"): Cachorro muy difícil de educar. Independiente, solo hace lo que le da la gana. Puede atacar y morder si se le castiga, incluso volverse extremadamente feroz. Evitar su contacto con niños.

Resultados de una camada real
Para que podáis haceros a la idea de las diferencias dentro de una misma camada, hemos ido a visitar a la camada C de la Llamada del Lobo para realizarles el test. Aquí tenéis la tabla:

“C” la Llamada del  Lobo
I
II
III
IV
V
Circé
1
1
1
2
1
Cinxia
3
1
3
3
3
Ceres
1
2
3
4
4
Cybele
3
3
1
4
4
Cratos
1
1
3
3
3
Caos
1
2
2
3
2


Los resultados, junto con las observaciones y contrastados con otras pruebas como competencia por la comida y resistencia a molestias, podéis descargarlos aquí:

Circé de la Llamada del Lobo
Cinxia de la Llamada del Lobo
Ceres de la Llamada del Lobo
Cybele de la Llamada del Lobo
Cratos de la Llamada del Lobo
Caos de la Llamada del Lobo